Skip navigation


Yo


Te invito

a mi maldita catarsis,

a mi universo

de amor que no corresponde.

Adoro la vigilia

de día y de noche

sin final.

Y a los ángeles de la vida:

el dolor y el deseo

que aguardan pacientes

en el amor real.

A los ángeles de la vida

que me sacan la cabeza

y me hacen sentir

con la piel más puesta que nunca

porque duelen.

Danzo en tierra pisoteada

más por muertos que por vivos

hasta que se me quiebran

los tobillos de danzar.

Luego, hago el amor desenfrenada

con la misma fuerza

del mar salvaje.

Me verás hasta que muera

mirándote a toda hora

y a los ojos.

Amándote de verdad

en la sombra que me haces

donde aún eres mío.

Y no

donde te perdí

por fracaso, por lástima

por culpa, por pecado

a la luz

de la sociedad.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: