Skip navigation


“Hay una sensación de inseguridad común a todos”

Dicen los medios.

¡Mentira!

Hace rato sabemos que la inseguridad ya no es más una sensación.Es un hecho.

El corte de luz que ennegreció las calles de varios barrios de Buenos Aires el día 3 de Junio de 2010, fue como un caldo para bacterias. Los oportunistas salieron a robar qué y a quén pudieran. Los pocos que tenían pilas para sus radios llamaban llorando y con un tono de desesperación a Sebastián Basalo de Radio 10. Nadie los ayudaba.

La tierra de todos es tierra de nadie. ¿Quién va a parar la inseguridad? Cristina sóla no puede. Los ministros sólos mucho menos pueden. Los jueces, los abogados, los policías, los bomberos, los milicos… ¿Los Granaderos?

Podrían, pero sólos tampoco pueden. Las maestras, los curas, los guardiacarceles, las monjas, los médicos, las enfermeras. Todos somos necesarios. ¿Cuántos más hacen falta para parar la inseguridad? Falta que tu viejo abra la puerta de su casa para que lo maten a palos por no tener nada de valor en su casa. Tu viejo va a ponerle el pecho a la inseguridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: